Los eventos deportivos tales como los Mundiales de fútbol han sido siempre la excusa para que los fabricantes nos bombardeen con ofertas para incitarnos a renovar nuestros televisores.

Muchos han sido los que han aprovechado en este año 2018, con motivo del Mundial de Rusia, para adquirir un televisor con tecnología UHD 4K y justo cuando hemos hecho la inversión y estamos descubriendo sus cualidades aparece el 8K.

¿Pero qué ventajas nos proporciona el 8K con respecto al UHD? ¿Merece la pena cambiar nuestro televisor por uno que incorpore esta nueva tecnología?

Para poder valorar estos aspectos empezaremos por explicar en qué consiste el UHD 4K y el 8K.

No han pasado muchos años desde que cambiamos nuestro viejo televisor por uno de Alta definición. En aquel momento el debate consistía en si debíamos comprar un Full HD o un HD Ready, conceptos totalmente nuevos para nosotros.

La diferencia entre estas dos tecnologías se basa en la resolución en píxeles. Un televisor, para que sea HD Ready, basta con que tenga 720 píxeles de resolución aunque podía llegar a 1920 x 1080 alcanzando la misma definición que un Full HD. El problema surgía cuando no se alcanzaba esa resolución y en pantallas de más de 32 pulgadas se notaba la pérdida de calidad.

El Full HD si alcanza una resolución de 1920 x 1080 consiguiendo una buena calidad en pantallas de mayor tamaño.

Pero teníamos otro problema, nuestros televisores podían reproducir altas resoluciones de imagen pero los contenidos eran todavía analógicos y de menor resolución (720 x 576) lo que hacía que estas imágenes fueran escaladas para adaptarse a la resolución de pantalla y se apreciaran notables pérdidas de calidad.

¿De qué me sirve tener un televisor que reproduce 1920 píxeles si los contenidos que veo en él sólo tienen 720?

Este problema se subsanó con el apagón analógico y la conversión de las cadenas y de las producciones audiovisuales a la era digital, para lo cual, hubo que hacer una gran inversión en cámaras, salas de edición, computadoras y demás elementos que interviene en el proceso de producción y emisión.

Hoy en día el Full HD está perfectamente acoplado en nuestros hogares  pero… aparece el Ultra Hd 4K .Todos hemos oído que son televisores de mayor tamaño, que dan una excelente calidad y queremos tener uno. ¿Pero en qué consiste?

Pues básicamente, es el doble de resolución del Full HD, es decir, tiene 3840 x 2160 píxeles. Aunque comúnmente es conocido como 4K hay que diferenciarlo de éste ya que es un formato de cine y su resolución es sensiblemente más panorámico que el UHD, en concreto 4096 x 2160 píxeles.

Pero nos encontramos con el mismo problema ¿Los contenidos alcanzan esa resolución? En las cadenas de televisión convencionales no pero si en Blu-Ray UHD y en plataformas de televisión digital como Netflix. Sin embargo, para solventar este problema, recurre a un proceso de escalado basado en algoritmos, es decir, adapta la imagen a la resolución de la pantalla tomando cada pixel de la imagen de menor resolución y duplicándola de forma automática y por semejanza al pixel más próximo. Depende del fabricante este proceso será más o menos preciso pero nunca alcanza la calidad que proporciona un producto nativo en UHD.

Llegamos al IFA 2018 en Berlín y cuando creíamos que el UHD 4K era lo más, nos presentan el 8K. Su resolución equivale a 7.680 píxeles horizontales por 4.320 verticales, o 33 millones de píxeles en vez de los 8 que tiene el UHD.

Está preparado para pantallas de 85 pulgadas, y su coste se estima entre 5.000 y 15.000 euros.

Y aquí surgen las dudas, ¿puede nuestro ojo percibir tal calidad de imagen?, ¿Cuánto tengo que esperar para ver contenidos en 8K?, ¿Se adecua el tamaño al espacio de nuestros hogares y a la distancia que debe ser observada?, ¿merece la pena hacer una nueva inversión económica cuando la tecnología cambia tan rápidamente? .

La decisión es a criterio de cada uno y tenemos apenas 2 años para tomarla, antes de los juegos olímpicos de Japón 2020 dónde se prevé que sea la plataforma para lanzar la transmisión en 8K.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.